Lisboa

El encanto de las puertas lisboetas

Tiene un punto de bohemia y nada que envidiarle a San Francisco en cuanto a cuestas y a color se refiere. Sol y cocina honesta a raudales, esa es la Lisboa que nos gusta.

Me encantan las ciudades donde es difícil equivocarse cuando uno se sienta a comer, y ésta es sin duda una de ellas. De Lisboa nos enamora su manera de vender autenticidad y tradición con visión de futuro; aquí el bacalao es lo que mejor se hace pero los experimentos también están permitidos.

Barrio Alto

Barrio Alto

LOS DE SIEMPRE

Cervejaria Ramiro

No hay otro sitio en la ciudad con más fama y mejor marisco. Lo suyo no son las extravagancias pero sí el buen marisco. El ambiente es toda una experiencia, las colas son interminables si vas a hora punta aunque, no te confundas, no un sitio turístico. Te recomendamos las gambas al ajillo, el cangrejo y no te vayas sin terminar con el clásico sandwich de ternera.

Gambrinus

(Nada que ver con la cadena de restaurantes españoles)

Una tasca como “Dios manda”, donde ser camarero es una profesión de todo la vida. Me lo recomendó Antonio Silviera, que es el jefe del restaurante Cave 23, y fue un acierto. Mi recomendación es que un día te sientes en la BARRA y pidas croquetas con mostaza casera, gambas, sandwich roast beef con pato o simplemente tostadas de pan oscuro y unas almendritas tostadas. Para esto no hace falta tener hambre. Algunos días, a partir de las 7.30 p.m., sacan una empanada rellena de langosta que cuando se acaba, se acabó. Tírate el rollo pidiendo una clásica cerveza gambrinus que es mitad cerveza negra y mitad blanca.

LO NUEVO

Taberna Rua das Flores

Me la habían recomendado por activa y por pasiva. Su menú cambia diariamente y te darán a elegir de entre varios platos en una pizarra, básicamente !lo que hay es lo que hay! Tuve la suerte de comer junto a dos amigos del aclamado chef de Chiltern Firehouse en Londres Nuno Mendes, si él lo recomienda…  No hay duda que estaba en el sitio acertado.

Es una taberna muy pequeña, sin pretensiones, con unas 10-12 mesas. Puedes imaginarte lo rápido que se llena. No aceptan reservas y los fines de semana hay lista de espera de hasta 1 hora por lo que te sugiero que vayas prontito o bien entre semana.

Yo me decanté por la ensalada de bacalao y garbanzos y la carne pero no te aseguro que repitan el plato. Si tienes la suerte de que tengan tarta de queso con fruta de la pasión o chocolate en tarrina, pídelo sin remordimiento!!

A Cevicheria

El Chef Kiko presenta esta fusión luso-peruana que nos gusta, y mucho! Un espacio informal y divertido, presidido por un gran pulpo en el techo que te dará la bienvenida a un espacio luminoso y relajado. Para empezar, pedimos el Pisco Sour para ponernos a tono, que vendrá acompañado por aperitivos compuestos por mantequilla negra (con tinta de calamar), maíz frito y pan de maíz. Altamente recomendado el Sea Quinoto, Pure Ceviche y el O Talho’s Tartare Taco como guinda final.

A cevicheria

A cevicheria

Su hermano mayor y opuesto se llama O Talho, se trata de un restaurante carnívoro en el que antes de sentarte tienes que pasar por la carnicería, mola mucho! Encontrarás carne en todas sus versiones, el tartar es un MUST. El ambiente es muy animado ya que está de moda asi que yo que tu reservaría con antelación.

Tártaro d'O Talho

Tártaro d’O Talho

Erva Príncipe e Goiaba

Erva Príncipe e Goiaba

Si te quedas con ganas de más carne, Sala de Corte es tu siguiente parada. Justo al lado del Mercado da Ribera, la carne es excepcional aunque no esperes nada barato.

 Cantinho do Avillez

Cantinho do Avillez

Cantinho do Avillez

Mesa Cantinho do Avillez

Es el restaurante más cercano del chef Jose Avillez (tres estrellas Michelín en su restaurante Belcanto). Se trata de un espacio cálido, sencillo y cuidadosamente decorado por Felipa Almeida; una cocina abierta deleita a sus comensales y la naturalidad nos gana en todos sus rincones. Su carta tiene platos tradicionales con un toque de modernidad. Nosotras no pudimos resistir el tataki de atún (el entrante), lascas de bacalao y la sopa de pescado. En materia de postres, la bola de chocolate y la crema tostada están muy buenas pero el ganador estrella es la tarrina de tarta de queso, irresistible!

El mismo chef tiene Mini Bar Teatro que es una versión más atrevida con un concepto bastante innovador: se trata de una carta hecha por actos donde los camareros actúan su papel aconsejándote con un toque de humor y extravagancia. Las tapas son pequeñas y llenas de sabor.

En este caso, Avillez apuesta por un local de noctámbulo, informal y divertido. Si te acabas animando con los cocktails, a partir de las 11 tienen un dj que ameniza las noches teatrales. Qué comer: las aceitunas El Bulli, gambas do Algarve en ceviche y Cornetto de temaki de tartaro de atum com soja picante. Los camareros son todo un espectáculo, dejate aconsejar por ellos para pedir un cocktail.

Bistro 100 Maneras

Se trata del bistro del restaurante 100 maneiras del creativo chef Ljubomir Stanisic. La decoración es estilo Art Deco y su menú es una mezcla de sabores portugueses e internacionales. A nosotras nos gusto la curiosa hamburguesa de salmón en pan de tinta de calamares.

MERCADO GOURMET

Mercado da Ribera

Es el paraíso de los gourmets y los amantes de la buena cocina. Helados artesanales, zumos naturales, cocina asiática y hasta cocina de autor son las delicias que puedes disfrutar en los puestos de este Mercado. Acoge algunos puestos de los restaurantes más famosos de la ciudad: nuestro favoritos son los puestos de los chefs Henrique Sá Pessoa, Marlene Vieira, Alexandre Silva y Miguel Castro Silva. Y no te olvides de probar los famosos helados Santini!

Mercado do Ribera

Mercado do Ribera

UNA EXPERIENCIA

Alma

Me entenderás cuando te diga que su nombre no se queda corto. Mi chef preferido en la ciudad se llama Henrique Sa Pessoa y deleita las noches de Lisboa con platos contemporáneos donde los ingredientes destacan sobre todo lo demás. Henrique y su equipo combinan los ácidos y los dulces con una mano excepcional y sin perder nunca la autenticidad.

El restaurante es un espacio recientemente renovado, sus paredes dan un toque medieval y la madera aporta calidez lo que te hacen sentir cómodo al instante. Una cubertería perfectamente elegida y un trato excelente diría que estás en un restaurante con estrella Michelin, pero Alma va más allá, porque su toque informal le aporta un toque de magia y frescura. Toda esta comodidad se queda atrás cuando llega la hora de comer; te sorprenderá que la cosa se pone seria una vez que los platos empiezan a aparecer, aquí se hace alta cocina. Te sugiero el menu Alma, es una combinación perfecta que auna lo mejor de la carta.

Comedor de ALMA

Comedor de ALMA (Fotografías Silvia Martínez)

Alma

 Cave 23

Es todo sabor sobre técnica, cocina honesta sobre todas las cosas. Su secreto es la sensibilidad en el hacer y el gusto por la buena material prima. Para mi la chef Ana fue todo un descubrimiento, ha trabajado con los mejores en España y ha llegado hace poquito a Lisboa para impresionar a sus comensales.

Nos cuenta Antonio Silviera, jefe del restaurante, que cada plato esta diseñado para echarle tiempo, no hay nada improvisado en este laboratorio de sabor. Pocos platos, ingredientes de primera. Introducen un concepto que convence, los entrantes se comparten con plato individual y evita picotear de un solo plato. Será de los pocos sitios que abriran una botella de cualquier vino para servirte una copa. El entorno es maravilloso y como su nombre indica es una pequeña cueva situada dentro del Hotel Torel Palace, un escenario ideal para recordar la experiencia.

LISBOA BOHO CHIC

Sol e Pesca

Si nunca te has sentado en un bar a comer latas de conserva, es el momento de probar en este pequeño y colorido local que un día fue una tienda de pesca como podemos apreciar por su decoración a base de anzuelos y cañas de pescar.
Sol e Pesca

Pharmacia

Se trata de un restaurante dentro del Museo de la Farmacia, con vistas al mirador de Santa Catarina. Su decoración lo hace curioso cuanto menos, lleno de estanterías con medicamentos y píldoras; es como estar en una botica chic. Lo recomiendo para cenar, ofrece un menú sorpresa que cambia diariamente.

Comedor de Pharmacia

Comedor de Pharmacia

Hush Hush Garden (verano)

Es uno de los pocos restaurantes underground de la ciudad. Susana y su marido Joâo son una pareja que decidió organizar un pequeño restaurante clandestino en el bonito jardín de detrás de su apartamento. Ofrecen un menú a base de platos típicos portugueses y de vinos. Para reservar tienes que escribirles en su blog: www.hush-hushgarden.blogspot.com.es/

Y disfruta de la hospitalidad lisboeta!

Ponto Final

Sencillo y bonito hasta decir basta. Para llegar a él tendras que coger el barco que sale de la estación de “Cais do Sodre” en direccion Cacilhas. Cuando te bajes del barco, gira a la derecha, siempre al borde del río, dirección hacia el puente y unos 10 minutos a pie mas tarde habrás llegado. Sus vistas son espectaculares y su comida sencilla y tradicional; la ensalada de garbanzos con bacalao está buenísima y todos los pescados son frescos.

Restaurante Ponto Final

Restaurante Ponto Final

Ensalada de Bacalao y Garbanzos

Ensalada de Bacalao y Garbanzos

Chapito

Situado en el camino que sube al Castillo de San Jorge. Se trata de un centro cultural tipo comuna hippie, divertido como poco. Un ambiente bohemio y unas vistas preciosas merecen la visita para curiosear y tomate un café, si te apetece claro.

CAFÉ Y DULCE

Landeau Chiado

Me creerías si te digo que es la mejor tarta de chocolate del mundo? Quiero que la pruebes y me cuentes! El sitio tiene como protagonista único y principal la tarta de chocolate; y digo yo que cuando uno borda algo, lo demás sobra. Espacio encantador, cómodo y con luces bajitas. En su mesa central encontrarás miles de revistas en varios idiomas y libros de cocina que ojear. Lo aconsejo para un café tranquilo.

Pastel de Nata

Puedes probarlo en su propia casa cuando vayas a visitar el Monasterio de los Jerónimos, en el barrio de Belem donde recibió su primer nombre en Pastéis de Belém (Rua de Belem Nº 84 a 92). En el centro de la ciudad encuéntralos en Manteigaria, calentitos con canela por encima están de muerte.

COMIDA ORGÁNICA Y OPCIÓN VEGETARIANA

Ink cafe (Barrio alto)

Un local pequeñito con pinturas de animalitos en las paredes que alegran el día. Sencillito y sin pretensiones pero todos sus productos son orgánicos. Tómate un zumo natural en Ink si estás en el entorno del mirador de Santa Catarina.

A Mercearia

Ambiente cálido con una filosofÍa que nos gusta: la comida es la base de nuestro ánimo. Es un sitio sencillo donde los productos son orgánicos y ofrecen amplia variedad vegetariana.
A Mercearia

DÓNDE COMPRAR

A Vida Portuguesa

Encuentra artículos especiales de creación y producción portuguesa. Me entenderás cuando te diga que te lo tomes con calma ya que tiene muchas cosas bonitas que ver. Desde latas de conserva a jabones, todos los productos están cuidadosamente elegidos.

A Vida Portuguesa

A Vida Portuguesa

A Vida Portuguesa

Embaixada

En el barrio chic por excelencia: Príncipe Real. Embaixada es un palacete convertido en un improvisado centro comercial donde encontrar una pequeña variedad de nuevas marcas con mucha personalidad. En su patio tiene una cafetería muy mona y una coctelería estupenda. El espacio ideal para pasar una tarde tranquila.

 Embaixada

PARA TOMARTE ALGO

Te propongo dos lugares: Pensao de Amor y Bar La Velha Senohra. Conocidos por ser haber sido un transitado prostíbulo de la zona, ahora deleitan las noches con sus divertidos espectáculos burlesques. Pero no todo termina con el espectáculo, En La Velha Senohra se también se sirven snacks tradicionales en un entorno bohemia y su sugerente carta de cócteles bien merece un vistazo.

DÓNDE DORMIR

Hotel Torel Palace

Tan cerca y tan lejos; nadie diría que sólo 3 minutos en funicular lo separan del centro. Un palacete con vistas a la ciudad en un entorno privilegiado donde las habitaciones tienen personalidad propia, ninguna igual a otra. Puedo asegurarte que los colores y atmósfera te enamoraran, eso sí, prepara tu cámara para echar humo…!

En verano es especialmente bonito por su piscina exterior que bien nos recuerda a la bella Italia. Su personal es tremendamente amable y carismático. Alberga uno de mis restaurantes favoritos en la ciudad: Cave 23.

Hotel Torel Palace

Hotel Torel Palace

Hasta la próxima!


RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INSTAGRAM
UN POCO MÁS SOBRE NOSOTRAS